Durante todos estos años son numerosos los estudiantes y

profesionales que han viajado a los respectivos lugares. Y también estudiantes que han realizado estancias de formación en explotaciones agroganaderas e industrias alimentarias de las respectivas regiones.

Las relaciones entre los dos centros de formación se han visto refrendadas en 1998 con el hermanamiento de los municipios de Coristanco y la Guyouniere, iniciativa seguida por otros municipios de la comarca de Bergantiños, como es el caso de Cabana y A Laracha.

Desde siempre el Camino de Santiago ha sido uno de los referentes para identificar Galicia. Y todos conocemos la importancia histórica del Camino de Santiago o también denominado Camino Francés. De echo en algunas localidades de La Vendeé hay calles que llevan la denominación Chemín de Saint Jacques, como reminiscencia de la tradición jacobea en toda Francia.

No son pocos los Vendeanos que desearían realizar el Camino de Santiago. Y algunos a raíz del flujo de intercambios de estos más de 20 años, una vez llegados a la edad de jubilación (en Francia 60 años, hasta ahora), y que las condiciones físicas se lo permitían se han lanzado a la aventura de la peregrinación compostelana.

E primero ha sido Clement Danieau, agricultor, antiguo presidente del Centro Meslay, que en el año 2000 con un grupo de amigos realizó la peregrinación desde su localidad hasta Santiago.

Años más tarde, en 2001, Therese Leclair, una de as responsables del hermanamiento entre Coristanco y La Guyoniere, también una vez llegada la jubilación realizó la ruta desde la localidad Guyona a Santiago.

Más recientemente, en 2008, Bernard Deborde, antiguo profesor del Centro Meslay, realizó el itinerario desde Saint Hilaire de Loulay a Santiago corriendo, durante 14 días a una media de 100km diarios. Hay que decir que Bernard, a sus 61 años, es todo un atleta y participa habitualmente en todo tipo de carreras populares y maratones. Durante su hazaña de peregrinación vino acompañado por una hija que hacía todo el abituallamiento en una rulotte.

Y en estos días andan por tierras de A Costa da Morte, Claude Berthet, que cumplirá mañana, 14 de julio, fiesta nacional francesa, 62 años. Junto con Bernad Drouet realizaron desde el 15 de mayo al 6 de julio el itinerario de 1.363 km durante 53 días a una media de 25-30 km/día y un tiempo de marcha de unas 7 horas diarias. Ambos, antiguos profesores de centros de formación profesional, habían estado en Fonteboa en los primeros años de la década de los 90 participando en los intercambios entre el centro coristanqués y Meslay.

Ambos realizaron la Ruta Jacobea, como testimoniaban a su llegada a Santiago, por motivos religiosos, impregnados también de motivaciones de superar un reto personal y culturales y paisajísticas.

Bernard Drouet, regresó ya a La Vendeé, mientras que Claude descansa estos días en Ponte do Porto, acompañado de su esposa y otro matrimonio amigo. Mañana, a las 10:30, visitarán el Centro de Promoción Rural – EFA Fonteboa para rememorar su estancia de hace 20 años.

 

 

Ver artigo publicado en La Voz de Galicia

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn