Hubo mucha emoción, como todos los años, pero también consejos y reivindicación del mundo rural en la despedida del curso de Fonteboa, en Coristanco

Ver artigo completo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn