X Congreso de la AIMFR

Cincuenta años, son muchos años, aunque son mas ochenta, naturalmente.

Este año han coincido dos aniversarios muy importantes, que vamos a celebrar conjuntamente. El 80 aniversario de las mfr que nacieron en 1935 en Serignac-Peboudou por la iniciativa de las familias y el apoyo y dirección del abbé Granereau, y el X congreso de la AIMFR que se celebra cada cinco años.

Nos hemos reunido representantes de Argentina, Brasil, Uruguay, Perú, Colombia, Honduras, Guatemala, Canadá, Mozambique, Camerún, Filipinas, Portugal, España, Francia, Italia y Bélgica para celebrar el acontecimiento, entre el 24 de junio y el 6 de julio. Algunos países han estado presentes en todo el viaje, otros en los congresos solamente y otros han estado presentes en espíritu solamente pues diversas circunstancias han impedido su presencia física.

El punto de encuentro para iniciar la celebración fue Barcelona y la Estatua de Colón nos dio la bienvenida

 

La noche del 24 de junio ya dormimos en la EFA Quintanes

y disfrutamos en ella de unas jornadas inolvidables y de un” pan tomaca” típico en Cataluña.

Hicimos varias visitas a empresas creadas por exalumnos, y así fue como disfrutamos de la visita a una casa rural dedicada al turismo.

También visitamos con detalle la ciudad de Vic (Vich en castellano) y tuvimos la fortuna de ser recibidos por su Alcaldesa que nos enseño unos magníficos cuadros de Sert ubicados en el Ayuntamiento; un verdadero tesoro.

La siguiente vista fue a una ganadería de producción lechera con 520 vacas en producción que a muchos nos dejo impresionados por ser la culminación de un sueño de un padre, con la ayuda de su mujer y un hijo.


También nos desplazamos en dirección a Ripoll, para visitar a un productor de embutidos y otros servicios cárnicos 


Y después de tantas curvas que nos hicieron admirar al conductor del bus, nos relajamos visitando Barcelona, y claro, no pudo faltar la visita a un estadio de futbol

y algunos disfrutamos de un mercado que es famoso por su variedad y presentación.

Y el lunes 29 de junio, salimos temprano de Quintanes

situada en una masía que data de 1770. Nos dirigimos hacia Olot y luego hacia la frontera, que se pasa sin parar por ser transito en Europa.

Paramos en Carcasonne para visitarla y aprovechamos para comer y descansar. El calor nos torturaba, pero mereció la pena esta ciudad medieval, reconstruida para el turismo.

Por fin llegamos a la EFA Le Chateau que nos acogió con gran afecto y así iniciamos nuestro periplo por las mfr de Francia.

Visitamos Toulouse, hermosa ciudad, pero la pena fue que llegamos tarde para poder visitar la tumba de Santo Tomas de Aquino. Otra vez será.

Al día siguiente nos acercamos a la mfr de Ineopol Brens,

 donde fuimos recibidos en nombre de todas las mfr de Midi Pyrenees. Y dormimos el lunes 29 en ella, unos en el castillo y otros en los chalets

Volvimos a iniciar las visitas, en medio de un calor que era record en muchos años. En primer lugar, visitamos un terreno con etiqueta ecológica, en el que los futuros agricultores pueden entrenarse.

A continuación visitamos una producción vitivinícola, el Domaine Carcenac donde aprendimos y degustamos mucho. El problema llegaría más tarde, para llevar las botellas de vino compradas en los aviones de regreso.

Para terminar el día, todos nos llevamos una sorpresa con un acto organizado por la cofradía de la Diva Botella. Fue un acto muy simpático, en el que la mayor sorpresa fue para los dos invitados a ser cofrades, un honor merecido que todos aplaudimos.

En la mfr de Bourgougnague, que data de 1937,

y tiene en su jardín impresionantes arboles de 150 años, empezamos nuestros recorrido por la zona.

Luego visitamos una plantación de avellanos explotada en régimen de cooperativa. Producen actualmente 10.000 Tn al año, pero prevén alcanzar pronto las 30.000Tns. Y vimos el proceso completo desde el árbol hasta la bolsita de avellanas que se comercializa.

Más tarde, nos acercamos a una plantación de ciruela que se dedica a la producción y comercialización de ciruela desecada.

Por fin pudimos visitar el local que se uso para albergar en Lauzun la primera efa de chicos y la familia que es la dueña actual nos permitió recorrer su interior.

Por si fuera poco, también pudimos visitar la iglesia y ver el edificio que acogió la primera efa de chicas.

El miércoles 1 de julio, fue el gran día de la inauguración de la estela conmemorativa en Serignac-Peboudou de la creación de las mfr.

Allí nos reunimos, por fin, los cinco representantes de UNEFA y disfrutamos juntos del acto, que se desarrolló en Hogar Municipal erigido en el lugar donde se erigía la casa parroquial, destruida en 2002 por un tornado.

En el acto de la celebración, muy emotivo, participaron hijos de los tres primeros alumnos y también el sobrino del abbé Granereau, igualmente sacerdote, que nos permitió ver fotos y documentación que eran tesoros históricos. Fue una jornada inolvidable.

Posteriormente, fuimos a visitar Bourdeaux,

pero nos faltó tiempo, aunque pudimos ver el rastro que Goya dejó en aquella ciudad.

Por fin, el 2 de julio, llegó nuestro momento, el del X Congreso de la AIMFR que se celebró en la mfr de Blaye.

Se desarrolló con toda normalidad

y el nuevo Consejo de Administración quedo elegido. También tuvimos la oportunidad de refrescarnos

y disfrutar de la acogida de nuestros amigos franceses, y de la compañía de los representantes de Coceder.

El día 3, en Nantes, iniciamos la participación en el congreso de las mfr, que celebraba su 80 aniversario con la presencia de 2.500 participantes. Pero también tuvimos la oportunidad de recorrer la hermosa ciudad de Nantes.

El día 4, tuvimos la oportunidad de participar en el Congreso como Asociacion Internacional de las Maison Familial Rural, y tanto Octacilio, nuestro reelegido Presidente, como Lara Alvina nuestra jovencísima estudiante argentina, tuvieron un papel destacado y una intervención brillante. Al terminar el congreso, nos hicimos la foto para el recuerdo,

aunque para no olvidar este viaje, seguro que no nos harán falta fotos a ninguno de los que lo iniciamos y terminamos juntos.

E iniciamos el viaje hacia Paris, y dormimos por el camino, pero antes pasamos por el centro de formación de Chaingy,

para que los nuevos en la organización conocieran el lugar donde es de obligado cumplimiento que se formen los monitores franceses, sea cual sea su titulación previa.

Y por fin llegamos a Paris,

que para unos era una experiencia inolvidable y para otros un reencuentro agradable.

Y de Paris a Barcelona en bus para algunos, otros se quedaron allí organizando el regreso de forma diferente. La despedida final, el dia 6 por la mañana en el aeropuerto de Barcelona.

Cada cual a su destino final, y todos con la sensación de que había merecido la pena, y habíamos hecho nuevos amigos.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn